Paciente Trans

La existencia de la disforia de género y la existencia de pacientes trans se va normalizando cada vez más en nuestra sociedad. La endocrinología se encarga de administrar el tratamiento hormonal a estos pacientes trans. Con el tratamiento hormonal se consiguen frenar los carácteres sexuales del género no deseado y potenciar los del género deseado. Además, se vigilan los posibles efectos secundarios que pueda tener el tratamiento. Con todo ello, se consigue que el paciente pueda vivir con el género con el que se siente identificado con la mayor normalidad.